FIELTURF MARCA LA DIFERENCIA

La final de la Amlin Challenge Cup se juega sobre césped artificial FieldTurf

¡FieldTurf ha hecho historia! Nunca antes una final europea de un deporte profesional como el rugby se había jugado sobre césped artificial. En este caso, el Cardiff Arms Park, equipado con la vanguardista superficie FieldTurf Optimum 65 RGF, albergará la final de la Amlin Challenge Cup, que tiene lugar este viernes 23 de mayo.

El Bath Rugby y los Northampton Saints se verán las caras en la final de una de las competiciones europeas más prestigiosas, con permiso de la Heineken Cup (ambas organizadas por la ERC, la European Rugby Cup). Han tenido que pasar muchos años para que una competición de tal calibre se decidiera sobre césped artificial, pero el rendimiento y la seguridad de la superficie, avalada por los numerosos ensayos que ha tenido que superar por parte del máximo órgano regulador del rugby mundial, el IRB, han convencido tanto a los organizadores como a los jugadores profesionales.

“Es evidente que, en los tiempos actuales, la calidad del césped de tercera generación, producido e instalado por productores reconocidos y experimentados (como lo son los productores preferentes de césped artificial del IRB y, en este caso, FieldTurf), proporciona una superficie de juego segura y regular en cualquier condición climática”, afirma Steve Griffiths, Responsable de los Servicios Técnicos del IRB.

Los rivales, que también compiten en la máxima categoría del rugby inglés, conocen bien las ventajas que el sistema de césped artificial FieldTurf les proporciona, pues han podido hacerse eco de las declaraciones de los actuales defensores del título, los jugadores de los Cardiff Blues, a lo largo de toda la temporada.

“No creo que los jugadores de los Northampton Saints o del Bath Rugby tengan problemas en adaptarse a la superficie y, después de todo, ambos han jugado en casa de los Saracens en el Allianz Park. Pienso que van a disfrutar mucho de una final muy rápida y que se presenta con un resultado abierto […] Es más fácil correr sobre esta superficie que sobre césped natural y es mejor para chutar. El balón rueda un poco diferente pero uno se acostumbra rápido a ello”, declara Dafydd Hewitt, jugador del equipo de los Cardiff Blues.

Hasta el momento, tan sólo ciertas fases de clasificación para competiciones europeas como, por ejemplo, la Champions League en el fútbol, habían tenido lugar sobre césped artificial – partidos, por ejemplo, entre el CSKA de Moscú y el Real Madrid, o del Spartak de Moscú contra el FC Barcelona, ambos en 2012 y, además, jugados sobre las superficies FieldTurf más innovadoras.

Este viernes, por lo tanto, en el Cardiff Arms Park, el césped artificial FieldTurf vuelve a hacer historia, colocándose entre la élite de las superficies deportivas profesionales. Todo está listo, pues, para una final del más alto nivel. ¡Ahora tan sólo queda esperar a que gane el mejor!