Mantenimiento de instalaciones deportivas

MANTENIMIENTO DE INSTALACIONES DEPORTIVAS

El mantenimiento es una función que produce un bien real, que puede resumirse en: capacidad de producir con calidad, seguridad y rentabilidad. Desde SAQUESPORT sabemos que un mantenimiento adecuado de las instalaciones, prolonga su vida útil, permite obtener un rendimiento aceptable de las mismas y reduce el número de insatisfacciones.

 

Un buen mantenimiento, contribuye a la seguridad e higiene de las instalaciones y algo muy importante, incide en la calidad de vida de los usuarios, al evitar accidentes y aumentar la seguridad de las personas.

 

El plan de mantenimiento puede contemplar diferentes aspectos:

Operaciones de mantenimiento enfocadas a prevenir el deterioro de los materiales de la instalación. Este tipo de mantenimiento, debe realizarse periódicamente con maquinaria y personal cualificado y su frecuencia se establece en el plan de mantenimiento realizado. Ejemplo de este tipo de operaciones sería:

 

  • Mantenimiento en superficies de césped artificial:
    • Limpieza y retirada de elementos vegetales.
    • Aspiración y limpieza.
    • Limpieza de canaletas de desagüe.
    • Descompactación del césped y/o la carga.
    • Cepillado para redistribución de relleno y reorientar la fibra.

 

  • Mantenimiento en superficies de hormigón poroso:
    • Limpieza de la superficie.
    • Reparación de pequeños agujeros.

Operaciones de mantenimiento consistentes en la reparación o reposición de un daño o deficiencia de alguna de las características de los materiales que ya se ha producido. Se trata de actuaciones especiales, motivadas por un deterioro excesivo de los materiales o por ausencias de los mismos. Algunos ejemplos de este tipo de mantenimiento sería:

  • Recebo de rellenos,
  • Reparación de juntas.
  • Sustitución de líneas o puntos.
  • Hundimientos de base.

En la actualidad, existen muchas instalaciones de césped artificial a las que se les realiza el mantenimiento con un simple cepillado. Este tipo de tratamiento es insuficiente si queremos asegurar que la vida de nuestras instalaciones sea óptima en calidad y durabilidad.

Con el uso, las pistas de césped artificial acumulan polvo, suciedad, la arena de sílice aparece mal repartida por la pista y todo esto, junto al agua y otros elementos, hace que el campo de juego se compacte.

En una pista compactada, encontraremos las zonas de saque y subida a bolea con aspecto deteriorado y muy resbaladizo, lo que hará pensar a los usuarios que existen zonas sin pelo. Todo esto hará plantearse a los responsables de la instalación, la necesidad de renovar íntegramente la pista de forma innecesaria.

En el 90% de las pistas que se piensa en cambiar el césped, existe solución inmediata.

 

SAQUESPORT le ofrece a los clientes, la posibilidad de reestrenar sus pistas, realizando trabajos de recuperación del césped y con mantenimientos posteriores programados, de forma que se alargue la vida útil de las pistas unos 6 años desde su instalación.

 

Desde SAQUESPORT proponemos un Plan de Mantenimiento específico para cada cliente, estableciendo la siguiente metodología de trabajo para su implantación:

  • Visita de evaluación y análisis de la situación actual.
  • Elaboración de un informe con la situación real de la instalación, en el que se establecen y definen las necesidades de mantenimiento.
  • Revisión y ajuste de todos los equipos y sistemas.
  • Elaboración del libro de mantenimiento de la instalación por un técnico cualificado.

 

En SAQUESPORT disponemos de distintos tipos de alternativas que se adaptan a las características de cada cliente en función de sus necesidades, mediante la contratación mensual o anual del mantenimiento.